En la aplicación de microcemento TECNOCEMENTO®, la superficie a tratar debe estar limpia y sana, eliminando todos los restos de desencofrante, recubrimientos previos (como ceras), partículas, y cualquier otro contaminante que pudieran perjudicar la adherencia.

De ser necesario se deberá usar agua a alta presión, chorro de arena, fresado o lijado.

Las bases donde se vaya a aplicar cualquiera de nuestros sistemas de TECNOCEMENTO® deben estar en buen estado. No deben presentar grietas, fisuras, irregularidades superficiales, desprendimientos, desconchados, relieves importantes,… Las juntas de dilatación o trabajo que presente el soporte deben respetarse en el revestimiento final de TECNOCEMENTO®.

1.   Es necesaria una correcta ADECUACION DEL SOPORTE para asegurar el éxito de las aplicaciones de TECNOCEMENTO®. Dentro de la gama de productos de adecuación existen morteros autonivelantes, morteros de regularización, morteros de reparación y consolidantes, que utilizados en combinación nos aseguran la estabilidad de los soportes.

2.   La mezcla de TECNOCEMENTO® se consigue mezclando tres componentes en las dosificaciones adecuadas. Verter el componente B en un cubo limpio, agregar el pigmento seleccionado y mezclar con batidora. Posteriormente añadir el componente A, poco a poco, con el fin de evitar posibles grumos y volver a mezclar con la batidora.

3.   La aplicación consta de dos manos de TECNOCEMENTO base® y una/dos manos de TECNOCEMENTO 80/20’®, con un rendimiento inferior a 1 kg/m2 por cada una de las capas con un espesor total de 2-3mm.

4.   Nuestros selladores a base de barniz de poliuretano en base agua o solvente, aplicados con rodillo, mejora las resistencias del producto, además de proporcionar diferentes acabados en los revestimientos exteriores e interiores (brillo, mate, satinado, antideslizante, etc.)